Salud

¿Eres adicto a la cama?

¿Te cuesta mucho salir de la cama por las mañanas? Pues podrías tener dysania o clinomanía.

Es posible que creas que existen pocas buenas razones para levantarte por la mañana de la cama. Las sábanas, el edredón, están calentitos: el mundo exterior, frío. En invierno, nos cuesta mucho más salir de la cama pero, ¿qué pasa si sientes que es un problema serio el decidir levantarte de la cama? Hay una palabra para esto: podrías tener dysania.

¿Que es la Dysania?

Dysania es un término que rara vez se usa para ‘no salir de la cama por la mañana’, afirma Mark Salter, del Royal College of Psychiatrists.

Es un comportamiento que se ve a veces en aquellos que sufren de un trastorno depresivo mayor

Dysania, que no ha sido reconocida médicamente por el momento, no se basa solo en sentirse más adormilado de lo normal, sino de una incapacidad crónica para dejar la cama y empezar el día. Los pacientes que afirman sentir dysania pueden quedarse en la cama durante días y, a menudo, experimentar ansiedad ante la idea de levantarse. También pueden sentir deseos de volver a la cama una vez que la han dejado.

Todos hemos experimentado ese momento en la mañana cuando suena el despertador y no eres capaz de salir de la cama. ¿Pero y si ese momento se repitiese todos los días?

Podrías tener dysania.

No es lo mismo que ser un dormilón o perezoso.

La dysania no es sentirte más cansado de lo habitual en la mañana: es una incapacidad crónica de salir de la cama.

Las personas que la sufren pueden quedarse en la cama durante días y experimentan ansiedad ante la idea de tener que levantarse.

También pueden experimentar una necesidad urgente de volver a la cama una vez fuera de casa.

Cómo identificarla

Según los expertos, la dysania es un síntoma de que algo -físico, emocional o psicológico- no funciona correctamente.

Por lo tanto es poco probable ser diagnosticado sólo con esta condición.

Por lo general se considera que es un síntoma de una enfermedad subyacente como la depresión o el síndrome de fatiga crónica.

Para identificar si alguien está experimentando dysania o clinomanía (un término relacionado que se refiere al deseo de permanecer en cama todo el día), el doctor Salter primero tendría que descartar si existe algún problema físico.

Luego le preguntaría al paciente qué otros síntomas está experimentando. Esto podría conducir a un diagnóstico de depresión.

«La depresión puede afectar al cuerpo de distintas formas», explica el doctor Salter. «Los trastornos del sueño, el letargo y el despertar temprano en la mañana son síntomas corporales de la depresión».

«Las personas con depresión severa, por ejemplo, pueden no ser capaces de levantar la mano para beber un vaso de agua», explica el experto.

Pero si no tienes otros síntomas aparte de no querer salir de la cama, puede que simplemente se te de muy mal levantarte por las mañanas.

Cómo combatir el letargo

Si no estás seguro de si tu letargo es un síntoma de una enfermedad más grave, intenta cambiar tus hábitos a la hora de dormir.

Primero, trata de regular cuánto duermes. La mayoría de los adultos necesitan entre seis y nueve horas.

Haz un poco de ejercicio cuando te levantes por las mañanas e intenta acostarte a la misma hora cada noche.

La relajación es clave: intenta tranquilizarte antes de ir a dormir con un baño relajante o algo de ejercicio ligero, como estiramientos de yoga.

No te olvides de eliminar las distracciones como teléfonos móviles y computadoras portátiles.

Otra manera de relajarte puede ser el sexo o la masturbación: a diferencia de otras actividades físicas, el sexo da sueño.

Si después de todo esto sigues experimentando ansiedad o depresión a la hora de levantarte de la cama, consulta con tu médico.

Pueda que sientas que simplemente eres un perezoso, pero a menos que vayas a revisión nunca lo sabrás con seguridad.

Clinomanía: obsesión por la cama

Como hemos explicado, la dysania no es ninguna enfermedad en sí misma, sino que se trata de un síntoma asociado a trastornos del sueño. Más preocupante es otro concepto relacionado con la necesidad de alargar el tiempo que pasamos en la cama, la clinomanía, ya que en este caso hablamos de un problema de origen psicológico, considerado un trastorno de desorden de la ansiedad.

Y es que la clinomanía es una obsesión casi enfermiza por estar tumbado en la cama. No se trata de una necesidad puntual y transitoria de pasar todo el día sobre el colchón; todos necesitamos de vez en cuando una jornada de desconexión y de no hacer nada. El problema surge cuando esa necesidad se vuelve recurrente y acaba impactando de forma directa en nuestra vida personal, social, familiar e, incluso, profesional.

Si te gusta pasar tu tiempo libre sobre la cama y te enfadas cuando te ves obligado a levantarte, cuidado, podrías sufrir clinomanía

¿Cómo saber si se sufre clinomanía?

Los expertos recomiendan prestar atención a algunos detalles. El primero ya lo hemos comentado: la elección habitual de estar tumbado en la cama como forma de ocio o de llenar las horas de tiempo libre. El segundo es la sensación de enfado y desánimo cuando nos vemos obligados a abandonar el lecho, por ejemplo, por motivos como compromisos familiares ineludibles. Por último, también nos debería preocupar empezar a obsesionarnos en exceso con cosas relacionadas con la cama y el sueño como almohadas, sábanas o colchones.

Aunque no existe un tratamiento específico, los síntomas de la clinomanía, al ser un trastorno de desorden de la ansiedad, sí pueden abordarse desde un punto de vista psicológico (e incluso farmacológico en sus casos más extremos). En general, el tratamiento pasa una modificación de los estilos de vida de los pacientes, alentando la práctica de ejercicio físico y la asunción de hábitos dietéticos saludables para conseguir que, poco a poco, los afectados por este problema puedan recuperar la normalidad en sus vidas y olvidarse de su obsesión por estar pegados a las sábanas.

 

¿Recomendaría el artículo?

Valoración de los Usuarios: Be the first one !
Etiquetas
levantarte de la cama salir de la cama
Ver más

Juan Carlos

Mi nombre es Juan Carlos y durante muchos años he trabajado como comercial de colchones para grandes marcas, desde marcas españolas e incluso alguna americana. La idea de abrir este blog "Comprar Colchón Barato" es compartir un poco la experiencia que he tenido y continúo teniendo durante estos años con los diferentes modelos y tipos de colchones que existen en el mercado.

Artículos relacionados